Internacional

25 años de estudios permiten nuevo descubrimiento paleontológico en Argentina

Un nuevo estudio paleontológico determinó que antes que los dinosaurios de cuello largo tuviesen enormes cuerpos, cuando eran bebés sus rasgos faciales eran inusuales y se modificaban durante las siguientes etapas de crecimiento. Dentro de sus principales características se encontraban ojos similares a los humanos. Martin Kundrát, autor del estudio y director del PaleoBiolmaging Lab […]

25 años de estudios permiten nuevo descubrimiento paleontológico en Argentina

Un nuevo estudio paleontológico determinó que antes que los dinosaurios de cuello largo tuviesen enormes cuerpos, cuando eran bebés sus rasgos faciales eran inusuales y se modificaban durante las siguientes etapas de crecimiento. Dentro de sus principales características se encontraban ojos similares a los humanos.

Martin Kundrát, autor del estudio y director del PaleoBiolmaging Lab de la Universidad Pavol Jozef Šafárik de Eslovaquia, dijo que: “esperamos que el espécimen se convierta en uno de los fósiles más importantes en el estudio de la reproducción y el desarrollo de los dinosaurios cuadrúpedos gigantes”.

Esta especie de dinosaurios, llamados saurópodos titanosaurianos, eran conocidos por su cuello largo, además de su cola y cabeza pequeña, es decir, una de las especies más grandes que jamás hayan caminado sobre la tierra.

Hace 25 años fueron descubiertos los huevos que habían sido puestos hace ochenta millones de años donde hoy queda Auca Mahuevo, en Argentina. Sin embargo, estaban aplanados, dificultando el análisis.

Estudios posteriores permitieron observar el interior, pudiendo estudiar detalles de dientes del embrión, huesos, tejidos blandos, como restos calcificados de la caja del cerebro del dinosaurio y los músculos de la mandíbula.

El hallazgo de dinosaurios embrionarios preservados dentro de sus huevos es extremadamente raro”, dijo John Nudds, académico de estudios y paleontología de la Universidad de Manchester, añadiendo que los saurópodos, aún dentro del huevo, tienen solo un par de centímetros de largo.

Internacional Relacionadas