¿Orden y Patria o Desorden y Paria?

¿Orden y Patria o Desorden y Paria?

Entre los conceptos que podemos encontrar en el himno de Carabineros de Chile, están el sacrificio y protección al débil. ¿Pero qué ha pasado con esta ex “honorable” institución?

El año 2017 se destapó el mayor fraude fiscal en la historia del país ¿Perpetrado por quién? Por Carabineros de Chile, donde fueron imputadas 86 personas por echarse al bolsillo casi 30 mil millones de pesos.

En igual temporada cinco funcionarios de la 21 comisaría de Estación Central fueron detenidos por robos y asaltos a multitiendas. Asimismo, en la Escuela de Formación Policial desaparecieron 23 revólveres, chalecos antibalas, esposas y una ametralladora UZI, esta última fue encontrada en manos de un narcotraficante.

A comienzos del 2018, el Ministerio Público cierra la investigación por la Operación Huracán al comprobar que carabineros manipuló las pruebas para encarcelar a 8 comuneros mapuche por la quema de camiones y supuestos actos terroristas en la Araucanía.

En noviembre de ese mismo año, miembros del GOPE, específicamente el Comando Jungla, asesinan al comunero mapuche Camilo Catrillanca. Mientras el ministro del interior respaldaba el accionar de carabineros estos manipulaban el lugar del crimen tratando de esconder evidencias y levantando un montaje que fue rápidamente descubierto.

Resultado: El informe de la comisión investigadora estableció, hace muy poco, que entre los responsables de la muerte de Catrillanca, aparte de los carabineros autores materiales del crimen, al ministro del Interior, Andrés Chadwick y al subsecretario de la cartera, Rodrigo Ubilla por su responsabilidad política. ¡Y ojo! Sebastián Piñera, contradice el informe y les entrega apoyo.

También en 2018, ex directores de Carabineros, o sea el Alto Mando de la institución, figuraban como profesores de la Escuela Institucional con el fin de aumentar sus pensiones en más de 800 mil pesos, sumados a los 2 millones que ya reciben por haber pasado a retiro. Un beneficio que se quisiera cualquier chileno y chilena.

En mayo del 2019, dos carabineros en Renca realizan un allanamiento irregular robando especies de los hogares de inmigrantes y chilenos. Son dados de baja.

Esta semana, 12 carabineros, nuevamente de la 21 comisaría de Estación Central, fueron detenidos por apremios ilegítimos a comerciantes ambulantes de esa comuna, son acusados de robo de mercadería y torturar a los vendedores, esto en un Estado que vive supuestamente en democracia desde hace 28 años.

Ayer, una comisaría de Huechuraba sufrió un supuesto ataque explosivo, digo supuesto, porque si nos damos el trabajo de leer entre líneas y analizar un poco más en profundidad los distintos acontecimientos de la jornada, hay piezas que no encajan:

  • ¿Cómo es posible que en menos de una hora el Presidente Piñera tenga todos los elementos para calificarlo como atentado terrorista?
  • ¿Resulta creíble que en menos de una hora se pueda redactar un oficio para presentar una querella invocando la ley antiterrorista?
  • ¿Es acaso una simple casualidad que este suceso ocurra cuando la próxima semana se debe discutir la ley corta antiterrorista en el Senado?
  • ¿No es acaso curioso que uno de los objetivos haya sido el abogado Rodrigo Hinzpeter? Quien como ex ministro del Interior protagonizó unos de los más escandalosos montajes policiales en el marco de la investigación por el caso bombas, encabezado por el ex fiscal Peña.
  • ¿Por qué el propio Presidente de la República dice que la mujer que sale en las imágenes es una funcionaria de carabineros mientras los medios la mostraban como trabajadora de correos de Chile?

Recalco la palabra montaje, porque al menos la situación actual da para sospechar hasta que los hechos no comprueben lo contrario. Si efectivamente no lo es, que caiga todo el peso de la ley sobre los responsables. Y si lo es… también.

Las autoridades deben ser cautelosas a la hora de hablar de terrorismo cuando esta misma institución que hoy se ve afectada ejerce terrorismo de Estado en la Araucanía, durante años, bajo la impunidad de los diferentes gobiernos. Pero eso no se condena.

Así suma y sigue. El Orden y Patria se convierte en Desorden y Paria, entendiendo esto último como el lugar donde florece el vicio y la delincuencia.

Ignacio Paz Palma
Académico Facultad de Economía, Gobierno y Comunicaciones
Universidad Central de Chile

Columnas - Leer Más