Morosidad, el gran desafío para el sistema financiero y las empresas

Morosidad, el gran desafío para el sistema financiero y las empresas

Según el  XXI  Informe de Deuda Morosa , correspondiente al trimestre  abril, mayo, junio del presente año,  publicado y realizado  por la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián  con información de la empresa Equifax y datos de georeferencia entregados por Mapcity, informan que se ha llegado a una  cifra récord de 4.482.547 deudores  morosos, que el monto de la deuda asciende a $ 1.621.944.- (Un millón seiscientos veinte y un mil novecientos cuarenta y cuatro pesos), lo que representa un aumento de un 9,3% respecto a igual período informado en año pasado. Estos morosos se concentran principalmente en las empresas de retail con un 40,0% y en la banca con un29, 0%, pero por montos, la situación se invierte, la banca lidera con un 57,0% mientras que el retail baja a una participación del 18,0%

Las mujeres registran mayor morosidad que los hombres,  son  2.298.313 mujeres versus 2.184.334 hombres, respecto al origen de las  deudas morosas, las  mujeres en el  sistema bancario  tienen un 50,0%, mientras que en las  empresas del retail un 24,0%, por su parte los hombres están en la banca con un  60,0%  y en la empresas de retail con un 16,0%.

Ahora si a este  completo  y “alarmante”  informe de la Universidad San Sebastián,  le agregamos algunos datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadísticas INE, en su último boletín del 31 de julio pasado, que indicó que  la tasa de Desempleo Nacional ascendió a  un 7,2 % en el trimestre abril, mayo, junio,  informando que la fuerza de trabajo era de 9.027,330.-personas, de las cuales habían registradas como ocupadas 8.381.840.- ahora si tomamos los  deudores morosos del informe de la USS que son 4.482.547, podemos sacar unas relaciones bastante preocupantes para el sistema financieros y el comercio, si lo tomamos sobre la fuerza del trabajo versus deudores moroso, da un 50,3% que están fuera de la morosidad, pero si tomamos sólo los ocupados versus la cartera morosa, sólo  un 46,5 %, son  susceptibles de  solicitar un crédito en el sistema financiero o las empresas del comercio formal.

Estas cifras son preocupantes para poder proyectar crecimiento de ventas en base a créditos, entonces ¿será necesario  dictar una nueva Ley 20.575, conocida como la Ley Dicom, publicada en febrero del año 2012, donde más de 4.000.000 de deudores tuvieron un “perdonazo” por morosidades hasta un monto de $2.500.000.- (dos millones quinientos mil pesos) que registraban al 31 de diciembre del año 2011?

Para concluir, parece que la “guerra Comercial” entre Estados Unidos y  las grandes economías del mundo ya no sería la  única causa para no crecer en ventas,   en nuestra económica local el riesgo está alto, considerando los datos de la morosidad y que las  condiciones  favorables de ventas al crédito se han mantenido, gracias a  tasas reconocidamente bajas y posiblemente con análisis de riesgo de  créditos muy benevolentes.

Para cerrar cito una frase de John Maynard Keynes: “Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo.”

Sergio Urrutia Donoso
Académico de la Facultad de Economía y Negocios
Universidad Central de Chile

Columnas