Las ciudades del futuro

Las ciudades del futuro

La Bio inteligencia podría ser un concepto sugerente para hablar del cómo podríamos visualizar lo que ha de venir, siempre enfocados en mejorar nuestra calidad de vida.

Para llegar a concebir ciudades inteligentes con todas las tecnologías ya disponibles y en desarrollo sería interesante, como estado, instalar un laboratorio urbano que pueda generar experiencias y vivencias reales al respecto. Un desafío multidisciplinar que debe partir por definir esas inteligencias necesarias para su desarrollo. De hecho, debe ser un trabajo colaborativo y participativo y quizás la mayor de las inteligencias será la que necesitemos, para instalar las voluntades políticas en un año eminentemente electoral.

Como sueño de arquitectos probablemente este el poder participar en la creación de un modelo de ciudad futura en que las tecnologías permitan ser mas sustentables, es decir gastar menos en energías, pero principalmente recuperar la felicidad y la esperanza para nuestras futuras generaciones.

Cambios en la concepción del espacio público como también del habitar interior. La armonía y calidad se vuelven cada vez mas importantes, seguramente seguirá aumentando el trabajo a distancia por lo que las formas de vida en casas o departamentos tendrán que repensarse en sus tipologías y usos. Así volvemos al uso de inteligencias que permitan usos más conscientes y coherentes de los recursos sean estos humanos, naturales o financieros. Lo que será realidad en poco tiempo, es una revalorización de lo natural, el habitar, aunque sean artificialmente construidos pequeños trozos de naturaleza y paisaje natural para reforzar un crecer acompañado y consciente frente al riesgoso mundo de virtualidad algo deshumanizado.

 

Uwe Rohwedder
Arquitecto y académico UCEN

Columnas - Leer Más